31 agosto, 2006

Desde la playa con amor....

Un besazo muy fuerte y todo mi apoyo a l@s que seguis resistiendo en la durísima zona de Potosí.
Es divertido seguir leyendo el blog y ver las miles de cosas que os están pasando, desde luego no os podreis quejar, eh? vais a necesitar cuando llegueis todo el mes de Sepptiembre para poner al día a vuestros amigos y familia.
Yo ya llevo casi dos semanas en mi pueblo (Rota) y no sé lo que os habrá pasado a los demás, pero yo practicamente he necesitado la primera semana para recuperarme y ponerme las pilas de nuevo. El final de nuestro viaje (Toñi, Manolo y yo) fue prácticamente un maraton. Salar de Uyuni, Potosi, Sucre, La Paz, Tiwanaco, Titicaca, La Paz, Santa Cruz.. me canso de nuevo nada más escribirlo. La verdad es que lo pasamos fenomenal y salvo algunos problemillas en el SALAR (con mayuscula, porque sin duda lo más impresionante para mi gusto de Bolivia) con un guía amigo del nuestro que se cayó del 4x4 y entonces pudimos comprobar las carencias del lugar, ya os podeís imaginar, no había donde llamar a una ambulancia, tuvimos que ir a una empresa de Borax casi en la frontera de Chile para llamar y desde luego los nervios durante toda la mañana porque no sabiamos muy bien lo que le pasaba al chico, al final todo quedo en un susto y un pequeño mal rato.... Desde luego todo lo que se diga del sitio se queda corto, vaya maravilla!
La visita a l maravilloso lago de Titicaca yo la pasé con el tan famoso "mal de altura" que todavía no me había dado yo ya presumía de que me iba a librar... pues no! vaya diita perro, ahora entiendo al grupo de Potosí. Menos mal que al día siguiente estaba bien y pude disfrutar de la caotica ciudad de la Paz.
Ahora ya en España la verdad es que los recuerdos son impresionantes y además las fotos me sirven para recordar a toda la gente, lugares y situaciones. Se os echa de menos y estoy deseando que tengamos la reunión de evaluación para que nos veamos de nuevo.
Un beso muy fuerte a tod@s y mucha energía para empezar el curso.

26 agosto, 2006

¡ Potosí Norte resiste !

Hola a todos:
Potosí Norte resiste a las duras condiciones. Menos mal que de vez en cuando nos damos pequeñitos caprichitos como un café con leche en polvo y galletitas de chocolate.
El sábado 19 de agosto cogimos la flota en Potosí para dirigirnos a Macha, según Arturo, el técnico de Betanzos, en Macha nos esperaba el director del colegio. Pero cuando llegamos a las 5 de la tarde, allí no había nadie. Analizando la situación en el que nos encontrabamos, las dos Lolas se fueron a buscar al director y Fernado y Yara aprovecharon para llamar por el único teléfono del pueblo, que funcionaba cuando le daba la gana. Para cuando nos reunimos todos en la plaza ya estaba anocheciendo y al final decidimos quedarnos a pasar la noche en él único hotel del pueblo.
LA primera impresión del hotel fue negativa pero al final, dio la casualidad de que los dueños eran encantadores y el baño tampoco estaba tan mal. Al día siguiente salimos encantados.
A la mañana siguiente intentamos contactar con algún camionero para que nos llevara a Colquechaca, pero al ser domingo no lo conseguimos y por ello todavía seguimos con la ilusión de viajar alguna vez en una camioneta, puesto que es lo único que nos falta por probar. Por lo tanto, desués de almorzar pudimos coger entre empujones, gallinas, maletas, sacos llenos de comida... la flota para Colquechaca.
Menos mal que cuando llegamos el Distrital, muy atento, nos estaba esperando. Este nos comentó que los profesores estaban al corriente de los cursos y estarían presentes el lunes. Lo interesante es que la mayoría de los docentes eran de la zona rural, por ello la distrital con la ayuda de la alcaldía organizó el alojamiento y las comidas de los docentes sin cobrarles nada.
Nosotros nos alojamos en el "Alojamiento Cerro Hermoso", el único con un poquito de higiene en Colquechaca. En nuestra opinión era uno de los edificios principales del pueblo junto a la oficina de Entel, ya que la mujer era la encargada del registro civil, dueña de la tienda, de la única fotocopiadora del pueblo y del alojamiento.Una empresaria con iniciativa y fundamento de un pequeño pueblo de Potosí Norte.
En cuanto a los cursos, cuando llegamos a Colquechaca tuvimos que reorganizar y acortarlos porque el día 23 de agosto comenzaban las fiestas patronales de San Bartolomé, por ello hemos tenido 3 días intensos y duros, pero productivos.
Después de finalizar nuestra lavor en Colquechaca empezamos a preparar y organizar el viaje Pocoata, pero nos enteramos que no había flota hasta las 7 de la mañana del día siguiente. Por lo tanto, pudimos aprovechar para conocer las fiestas y el mini desfile de Colquechaca (¡6 horas!).
A la mañana siguiente, a las 7 de la mañana, entre algunos borrachos que quedaban todavía cogimos la flota para Pocoata. Cuando llegamos buscamos al distrital y este nos recomendó el único "hotel" en condiciones para pasar una semana. Si este es el mejor "hotel" no nos podemos imaginar como serán los demás alojamientos.
Breve descripción del "hotel": Este alojamiento se encuentra en la plaza, para entrar tiene una puerta estrecha que casi no podemos pasar con todo el equipaje (ropa y material) que llevamos. Bajando las escaleras nos encontramos con la habitación de Fernando, con la ilusión que tenía por dormir sin las tres mujeres petardas y se encuentra con una habitación pequeñita sin ventanas ni sitio para estar tranquilamente. Bajando un poquito más nos encontramos con el baño (una taza sucia, la papelera llena de mierda, sin agua y la luz que no funciona. Ah! me ovidé de la ducha eléctrica que tampoco funciona, bueno no tiene agua. Y fuera, en el patio hay una pila, pero a la noche nos enteramos que no hay agua y que no nos podemos lavar ni las manos. La única solución que nos han dado, es utilizar el agua que tienen recogido en diferentes cubos que hay en el patio. Y por último, me falta describir la habitación principal de las princesas. Es una habitación con tres camas y tiene luz (¡no lo podemos creer!). Ah, también hay un enchufe fuera que en teoría podemos utilizar para cargar las cámara, móviles..., pero la verdad es que no nos atrevemos a ello.
Pero tranquilos, al tener 4 días de fiesta hemos aprovechado para escaparnos a Oruro y darnos una buena ducha para aguantar los tres días de trabajo que nos quedan en Pocoata. Sí teneís razón, el escaparnos a Oruro para conocer la ciudad y hacer turismo es una escusa bonita para asearnos un poquito y desconectar, porque en Pocoata no se puede hacer nada, solamente pasear y con un par de horas es suficiente.
De momento estas son nuestras aventuras por el Norte de Potosí y hoy sábado festejaremos con una buena cena la ducha caliente y las sábanas limpitas del modesto hotel de Oruro.
Ya estamos en la recta final y aunque estamos cansados todavía nos queda fuerza para el último curso de Pocoata.
Muxuak Orurotik!

20 agosto, 2006

Microcrónica de Vallegrande 31 jul - 3 ago


Este Vallegrande es todo él a la vez un sueño roto y un maltrecho museo. Uno ve bullir por sus calles a nuestros caballeros, buscones y pícaros del siglo de oro junto a las caras redondas y ojos acuchillados de la gente de la selva, sin que falten los omnipresentes cholos de la altura, con sus chullos ellos y ellas con sus abultadas polleras y sus frazadas terciadas al hombro con el bebito o cualquier otra carga a la espalda. El sombrero español es distintivo del vallegrandino castizo, lo llevan tanto hombres como mujeres. Están muy orgullosos de sus tradiciones, su folklore y su asumida multiculturalidad.Las calles de tierra, muchas de ellas con los desagues al aire, hacen pensar en la España de postguerra. Eso sí, no falta la gran plaza cuadrada, centro de la ciudad, con sus pretenciosos edificios de época colonial y su iglesia con aires de grandeza neogótica y su altocampanario. Comemos en un café que hay en un ángulo de la plaza. Desde la música de fondo hasta el decorado de sus paredes todo allí rezume añoranza de la gesta del Che. Pero no es sólo este café es todo el pueblo el que está impregnado por ese aura extraña que fomenta el continuo flujo de admiradores venidos de todos los puntos de la tierra. El lavadero del hospital donde fue expuesto el cadáver y la morgue de las fotografías que han dado la vuelta al mundo, lo mismo que la fosa donde fue enterrado de forma anónima con otros seis compañeros, son los lugares más visitados del pueblo. Cuando visitamos dicho hospital nos encontramos haciendo un descanso a los médicos cubanos que se alojan en el hostalito en que desayunamos. A nuestra compañera Pepa le faltó tiempo para saludarlos y enseguida nos unimos los demás intercambiando impresiones. Han montado todo un hospital moderno en aquellas antiguas instalaciones y atienden gratuitamente a la población. Les preguntamos por las previsiones de cambio en Cuba dada la enfermedad de Castro y nos dicen que no hay problema que hay todo un pueblo revolucionario.
Mi encuentro con el distrital Sr. Hoover me dejó un tanto perplejo. De entrada reducir todo a tres días pero además sólo por la tarde me pareció una barbaridad. La razón es que tienen que preparar la fiesta nacional del 6 yque los maestros trabajan por la mañana y están ocupadas las aulas. Acepta que martes y miércoles mañana y tarde. Pero a la hora de la verdad para muchos esto es impracticable pues tienen que pagar suplentes si no quieren que les descuenten las ausencias. Al fin los cursos se han dado como hemos podido, sin mucha moral por parte del personal que sólo se han implicado en los cursos de Transmisión de valores a través del cuento con asistencia de cerca de treinta, los demás unos diez o poco más. Hemos dado el curso de 2 a 6 el lunes y de 2 a 7 el martes y miércoles. Si a la premura del tiempo se añade el frío intenso de los dos primeros días y la escasa motivación del distrital, hay que decir que no ha sido el mejor colofón. Desde luego no ha faltado la simpatía de los asistentes con sus regalos al final y una cena de asado de chancho pagada por ellos mismos en un local muy característico de aquí. Han traido sus guitarras y nos han amenizado la fiesta con sus canciones respondiendo los nuestros por sevillanas. En la fiesta me presentan a la distrital de Pampagrande que se muestra muy interesada por que el año próximo se den los cursos en su distrito. Le prometo que lo propondremos en la AEPECT. Lo mismo me había pedido el día anterior la distrital de Moromoro. En fin siempre queda la esperanza.
Antonio

Seguimos con vosotros!


Hola amig@s, estoy pasando un par de días ya en mi piso, en Sevilla, y aprovecho la ocasión para mandaros un gran saludo a tod@s.
La verdad es que leyendo las últimas crónicas potosinas me siento mal por haber disfrutado de unos días de reláx en tierras asturianas. Me gustaría mandaros todo el ánimo posible para superar esta dura prueba a la que os estáis enfrentando. A vuestra vuelta nos toca debatir, entre otros muchos temas, el valor de nuestra actuación en sitios como por los que ahora andáis. Creo que no me equivoco al deciros que una experiencia como la que vais a vivir en estos próximos quince días, nadie la ha tenido en el marco de este programa.
Si todo va bien, me ofrezco para viajar a Bolivia el próximo año e intentar de nuevo reforzar nuestra organización allí. Leo vuestros escritos y me provocan una necesidad de ir a hacer todo lo que pueda. Me encanta este despertar de la conciencia... aunque sea tan duro.
A los que habéis regresado también un fuerte abrazo.
De Marco, Mariví y Alberto.

19 agosto, 2006

Fin de curso en Betanzos

En un cruce de caminos, entre Potosí y Sucre, se encuentra Betanzos, pequeña ciudad hermana de su homónima gallega. La población es una gran parada donde se sube y baja una importante cantidad de personas para conectar a otros puntos del país y que es aprovechada para la compra y venta de todo tipo de artículos, lo que le da un toque de mercado étnico con mucha vida comercial.

Aquí hemos estado trabajando cuatro días, con muchos sobresaltos en cuanto a la organización, con dificultades, en algunos casos, para conectar con el alumnado, algo de desesperación contenida por esperas interminables en las reuniones previas con los técnicos del SEDUCA, pero con final feliz, si nos remitimos a las evaluaciones, a los últimos comentarios y despedidas y ,sobre todo, al ánimo de los miembros del equipo que formamos los cuatro de Potosí Norte.

Lola Fernández ha estado realizando su curso en el salón de plenos del ayuntamiento, Lola Moreno en un anexo al de la parroquia, Yara en una sala de "Educación Alternativa" (Educación para adultos) y Fernando en un colegio en las afueras del pueblo.

Conseguimos dar los cursos de "Recursos de Internet para Docentes" y "Dinámica de Grupos", no exentos de dificultades, sobre todo por las conexiones paupérrimas que había en los Ciber que utilizamos, pero superamos la prueba.

Mañana salimos para Macha en Bus. Se supone, que allí nos recogeran para viajar a Colquechaca donde impartiremos los cursos, y posteriormente a Pokwata. Tenemos serias dificultades para contactar con las autoridades, ya que en esa zona no hay teléfono y debemos hacerlo a través de radio. Hemos estado viendo los mapas, y en los alrededores de esa zona se ve dibujada una gran interrogación. No es broma: la nada, lo ignoto. Hay zonas en los que no se conocen la poblaciones diseminadas ni los habitantes que la pueblan. Pues allí vamos.

El ínclito Arturo, el técnico del SEDUCA que nos ha gestionado los cursos de Betanzos, parece que ha cerrado las negociaciones con los distritales de nuestros próximos destinos. No obstante, dada nuestra experiencia, no confiamos demasiado en las promesas que nos van haciendo. Da la sensación que en este país siempre se parte de cero.

Si no tenéis noticias nuestras en las próximas semanas no os preocupéis. Lo mismo es imposible.

Hoy dejamos la Ciudad del Cerro, lo vamos a celebrar en un bareto que tienen música local en directo. Un poco para gringos, pero de vez en cuando no viene mal darse un baño de vida europea, que tanto echamos de menos.

PD: En Macha, coindidimos con la Fiesta de Tinku, una tradición milenaria, en la que los aldeanos llegados de terrenos recónditos, se reunen en la plaza del pueblo, se ponen hasta las cejas de alcohol y chicha. Una vez ciegos, se pelean con puños, palos y piedras hasta derramar sangre (o algo peor), para fertilizar la tierra y darle gusto a la Pachamama. Sin concesiones. No sé si tendremos estómago para verlo.

14 agosto, 2006

Visita a Escuelas de Cristo en Potosí


Escuelas de Cristo centra su trabajo en centros educativos rurales, no hay ningún colegio en las ciudades.

Hoy hemos dedicado el día a visitar varios de sus unidades en los alrededores de Potosí: en El Molino, Totora, y Tarapaya. Son centros muy cuidados y de reciente creación, según nos dijeron los mismos técnicos que nos acompañaron amablemente durante todo el día.

La idea era hacer un seguimiento del uso que le están dando a los libros y materiales donados en otras campañas y de paso conocer más íntimamente la realidad educativa.

El primer centro era un complejo de secundaria con más 190 alumnos, de los que 80 lo son en régimen de internado, muchos de ellos del mismo Potosí, que eran enviados desde la ciudad por tratarse de jóvenes conflictivos. Parece ser que el régimen favorece el rendimiento académico.

Tuvimos la oportunidad de almorzar con profesorado y alumnado en un ambiente muy agradable.

Las otras dos unidades eran más pequeñas, una de secundaria y otra de primaria, para los que visitamos los centros bolivianos por primera vez fue una experiencia muy interesante. A pesar de ser colegios de "élite" se notan carencias notables, que el profesorado suple con ilusión, según nos contaron.

Posteriormente fuimos a darnos un baño a la Laguna de Tarapaya, llamada "El Ojo del Inca" y que se utiliza desde tiempos inmemoriales por habitantes de la zona. Se trata de una laguna volcánica con aguas calientes en un marco relajante como no os podéis imaginar. Una buena forma de terminar la jornada.

Mañana hemos quedado a las 7.00 horas con un taxi que nos llevará a Betanzos, nuestro destino siguiente. Por otro lado estamos gestionando los transportes para los siguientes pueblos, pero es complicado moverse, están muy alejados, no hay transporte todos los días, y no sabemos dónde nos vamos a hospedar. Tenemos una oferta del párroco para quedarnos en la Iglesia o en la casa parroquial...pero eso es otra historia que será contada en otro momento.

11 agosto, 2006

Fin del primer curso en Potosí Norte


Alguien dijo que Bolivia tiene mucho de una novela de García Márquez. Todo es posible en este país, mezcla de realismo mágico y surrealismo. En este contexto nos desenvolvemos desde que nos levantamos hasta que los perros y las estrellas toman las calles.

Hemos terminado nuestro primer curso con Escuelas de Cristo con una asistencia que ha variado entre 17 alumnos, el curso de Lola Moreno, y 57, el de Yara. Sabemos que esta organización no es precisamente la más necesitada de formación docente, ya que tiene el respaldo de la Iglesia, y hemos notado cierta desidia en algunos profesores que se añade a al talante, de por sí, distante de los habitantes del altiplano.

No obstante estamos contentos y ahora mismo estamos procediendo a la evaluación, pero mucho de nuestros miedos iniciales se han desvanecido, aunque vienen otros.

Hoy mismo hemos quedado con un técnico del distrital de Betanzos, Arturo, un tipo fenomenal, muy motivado, que esta haciendo el doctorado con la Universidad de Santiago y que en una hora larga que hemos charlado sobre educación, nos ha dado más información sobre el país y que toda la que hayamos podido recabar en el tiempo que llevamos aquí. Él mismo ha sido el que nos ha buscado por toda la ciudad, ya que el distrital le comentó que veníamos hace dos días, y según sus palabras no podía dejar pasar tremendísima oportunidad. Nos ha dado muchos ánimos y dice que las escuelas que vamos a ir no tienen nada que ver con las Escuelas de Cristo.

Ahora, las dos Lolas han ido a las oficinas del SEDUCA para organizar los próximos destinos. Dos puntos mineros, que cada vez que los nombramos a los paisanos nos miran con cara de decir están locos estos romanos. Colquechaca y Pocoata, en las entrañas de la Bolivia profunda. Todo un misterio. Parece ser que los distritales se encuentran reunidos, y vamos a su caza y captura.

En el aspecto más lúdico, ya nos despedimos de los otros grupos de cooperantes, que pasaron por Potosí tras la travesía de Uyuni. Cada vez quedamos más sólos, porque mañana parten nuestros compañeros Bolivianos y Carme Espí. Os echamos de menos a tod@s. Sabed que desde las alturas se os quiere.

Nos quedamos con la compañía de algunas pulgas que están haciendo de las suyas, del cielo azul de Potosí y de la esperanza de que lo que estamos haciendo sirva para algo, y mientras tanto, aprovecharemos para ir a los baños termales y a las minas.

Abrazos y besos

10 agosto, 2006

Hola a todos y todas. No sé si al final he podido entrar en el bolg. ¿un poco tarde nó?. de todas formas aquí estoy. Besos y ya nos comunicaremos cuando llege a España. Santi, Luis y yo nos vamos hoy.
Por cierto, reconfirmar el vuelo de vuelta desde Sucre, nosotros hemos tenido problemas.

07 agosto, 2006

Ya estamos todos en Potosí Norte


Efectivamente, ya estamos todos en Potosí Norte: las dos Lolas, Carme, Yara y Fernando y los compañeros bolivianos Malena y Sebastián. Kathy no pudo estar por inconvenientes familiares, muy a pesar nuestro.

Esta mañana estuvimos esperando casi tres horas al técnico de las Escuelas de Cristo, que es nuestra contraparte; esta institución constituida por un monje franciscano e italiano tiene a su cargo más de 196 unidades educativas, 900 maestros y 15000 alumnos , sólo en el distrito de Potosí. El Sr. Leocadio y la Sra. Silvia nos enseñaron las instalaciones y concertamos horarios y estancias para los cursos. Dado que el profesorado tiene una actividad obligatoria el viernes, nos vemos obligados a dar los cursos de forma intensiva, mañana y tarde, por lo que los talleres de informática y grupos van a ser imposibles de llevar a cabo.

No había fotocopias de unidades didácticas hechas, por lo que en estos momentos estamos procediendo a hacerlas por nuestra cuenta al mismo tiempo que Lola contacta con el distrital para la próxima semana en Betanzos.

Los síntomas del soroche, aunque variados e insistentes van remitiendo. Nos acabamos de tomar unas tartas de lujo justo en frente de la catedral, al ladito de la Casa de la Moneda. De momento somos felices. Ahí nos tenéis en el momento de finalizar la reunión de coordinación.